los Ovnis existen
y son extraterrestres.

Dr. Joseph Allen Hynek
Astrónomo norteamericano, el “padre” de la ufología.
ARTICULOS
Fenómeno Ovni / Diciembre 2017
Un congreso histórico al pie del Uritorco

Nació como un sueño. Y hoy, 29 de diciembre, en que escribo estas líneas, saco la cuenta y veo que han transcurrido veinte días desde que realizamos el Primer Congreso de Enigmas y Misterios del Cosmos. En este tiempo he podido reflexionar en todo lo que hemos logrado y lo que podría significar de cara al futuro. A pedido de muchos resumiré en este breve artículo cómo nació este congreso y daré una rápida mirada a las informaciones vertidas en el mismo por los investigadores. Informaciones que no dejarán indiferente al lector.

 

El congreso nació en Capilla del Monte y allí debía hacerse

En enero de 2016 Fabio Zerpa y este servidor fuimos invitados para ofrecer un ciclo de conferencias en Capilla del Monte. Se cumplían treinta años de la polémica “huella” del Cerro Pajarillo: esa gigantesca marca oval de hierba quemada que se asoció al avistamiento de un ovni. Y es que un 9 de enero de 1986, un día antes de hallarse la “huella”, un objeto lenticular de intensa luz rojiza fue reportado por la familia Gómez en Quebrada de Luna. Se supone que los Gómez vieron la nave extraterrestre que más tarde se posaría en el Pajarillo, dejando la inmensa marca: unos ciento veinte metros de largo y unos sesenta y cuatro de ancho. Un misterio y una inacabable discusión entre los investigadores que terminó de colocar a Capilla del Monte en el mapa ufológico mundial. Rememorando este incidente se desarrollaron nuestras conferencias en un local de la mítica Calle Techada, organizadas por el equipo del programa radial “Tercer Ojo”. Entonces se dio un momento mágico: al final de mi disertación, Zerpa, quien se encontraba en el salón de conferencias como un espectador más, subió al escenario arengado por el público para compartir conmigo. Así, tuvimos un diálogo espontáneo que la gente disfrutó. El equipo de “Café Ovnis Uritorco” lo subió a YouTube con el título de “Ricardo González y Fabio Zerpa juntos, histórico”. Ese momento dejó en Fabio y en mí una sensación especial. Fue el inicio.

Poco más tarde, ese mismo verano de 2016, Fabio, su adorable esposa Adriana, mi esposa Sol y yo, nos reunimos en un café de Buenos Aires –exactamente en la confitería Spiga–, y allí surgió la idea de repetir nuestro encuentro en Capilla del Monte pero en el contexto de un congreso internacional. Sin embargo, pese a nuestro entusiasmo, no se dieron las condiciones y abandonamos temporalmente la idea de hacer ese congreso soñado. Pero como ya he dicho antes: siempre el destino tiene una carta bajo la manga…

El naipe fue arrojado sobre la mesa el 8 de enero de 2017. Sonó mi teléfono celular: eran Juan Kok y Daniel Alessandro, del equipo argentino de Horionis.com. Se encontraban en Capilla del Monte y querían reunirse conmigo. Sin mayor demora nos reunimos en mi casa y fueron directamente al grano: me propusieron hacer un congreso internacional... Confieso que me emocionaron. Ellos no sabían nada de mi proyecto original con Zerpa... Me resultó increíble. Cuando las cosas fluyen, hay que seguirlas… De esta forma todos los caminos se armonizaron en uno y decidimos llevar adelante el congreso. Kok y Alessandro, queridos amigos, a quienes conocía de mis conferencias y también por la cercana amistad que tuvieron con el recordado Jorge Suárez –a quien ayudaron en sus congresos del CIO–, fueron pieza clave para que el evento pudiese realizarse en 2017. Me hicieron retomar algo que veía lejano.

El equipo: Juan Kok, Sol Sanfelice, Ricardo González y Dani Alessandro.

 

Aunque inicialmente, por motivos operativos, proyectamos el congreso para la ciudad de Buenos Aires, nuestro cariño por Capilla del Monte nos inclinó a este pueblo que es referencia de misterio en el mundo. Queríamos hacer algo diferente. Algo que deje huella. Y qué mejor que el Uritorco. He participado, como expositor, en decenas de congresos internacionales en Europa, Estados Unidos y América Latina. Y muchas veces en ellos falta mística, sentido, propósito, más allá de las investigaciones que pudiesen presentarse. Lo diré sin anestesia: buena parte de esos congresos son cansinos y aburridos.

Recordé entonces el “II Congreso de Misterio y Enigmas de la Historia” del Grupo Planeta en Madrid. Allí, invitado por Laura Falcó, participé como expositor al lado de otros colegas escritores del grupo editorial, como Josep Guijarro, Lorenzo Fernández Bueno y J.J. Benítez. La experiencia fue muy positiva y me dije: un congreso de enigmas y misterios abre la posibilidad de hablar de distintos temas más allá del fenómeno ovni. Así nació el título de nuestro evento: “Primer Congreso de Enigmas y Misterios del Cosmos”. Entonces Juan Kok propuso al astrónomo e investigador mexicano Fernando Correa como presentador, idea que nos pareció estupenda, pues Correa tenía mucha experiencia en el programa de televisión Tercer Milenio, en donde es Jefe de Información. En nuestra mesa de trabajo, sin dudarlo, puse a Fabio Zerpa y a J.J. Benítez como nuestros invitados de lujo por su dilatada trayectoria, y propuse al Dr. Néstor Berlanda como representante de Argentina en el congreso: conocía su trabajo y estaba seguro que su aporte sería extraordinario. Mi amigo Pablo Zárate de Crónica TV nos ayudó a contactar al periodista chileno Patricio Abusleme para que hable sobre el sonado caso Valdés –la presunta abducción extraterrestre de un militar chileno–. Decidimos todo en grupo para armar un plantel de expositores que encajara en un congreso de una sola jornada. Diferentes puntos de vista. Distintas investigaciones. Pero un objetivo común: presentar todo ello de la mejor manera para invitar a pensar, no a “creer”. Además, el encuentro de Zerpa y Benítez en el escenario sería el momento histórico. No se veían hacía mucho tiempo. Y tener a estas dos leyendas vivas de la investigación del fenómeno ovni al pie del Uritorco significaba un suceso irrepetible.

Ricardito, tú, Juanjo y yo tenemos que estar juntos en Capilla del Monte”, me insistía Fabio cuando le comuniqué que el congreso se hacía. “Simboliza el encuentro de tres generaciones de la investigación. Haz todo lo posible para que se concrete. Sería un sueño hermoso…”, sentenció.

Siguiendo este camino lanzamos el congreso, ya con los expositores confirmados, y la Municipalidad de Capilla del Monte lo decretó como de “Interés Cultural”.

El “sueño” empezaba a hacerse realidad.

 

Ricardo González, Fabio Zerpa y J.J. Benítez días previos al congreso en Capilla del Monte.

 

Las exposiciones

Organizar un congreso de esta característica ha sido una nueva experiencia para mí. Lo que anteriormente había hecho con mi equipo es llevar a cabo “congresos al aire libre”, siguiendo la línea de los primeros encuentros ovni de “Giant Rock”, en California, en donde importantes figuras de la investigación ovni y el contactismo de los años cincuenta se dieron cita, como George Adamsky, G. Van Tassel o Daniel Walter Fry. Pues bien, hemos organizado decenas de este tipo de eventos al aire libre, teniendo como escenario lugares emblemáticos de contacto como Monte Shasta o el desierto de Atacama. Incluso, en los dominios del Uritorco, ya habíamos organizado uno de estos eventos, al que asistieron unas mil personas de veintidós países, teniendo como principal invitada a la investigadora ítalo-norteamericana Paola Harris. Pero el Primer Congreso de Enigmas y Misterios del Cosmos era otra cosa, pues se trataba de un congreso con media docena de expositores.

Cientos de personas de distintas regiones de la Argentina y de otros países hicieron una larga fila en la calle Dean Funes para entrar al Cine-Teatro Enrique Muiño. Eran las nueve de la mañana de ese inolvidable 9 de diciembre de 2017.

El entonces Secretario de Cultura de Capilla del Monte, Boy Bruzzone, quien nos apoyó enormemente en la realización de esta actividad, fue quien dio las primeras palabras ante un auditorio repleto. Acto seguido Fernando Correa tomaría el micrófono y daría una excelente presentación introductoria.

Aunque todas las conferencias han sido grabadas en vídeo y esperamos que a la brevedad estén disponibles en YouTube, paso a comentar en líneas generales de qué se trató cada una de estas disertaciones.

Arriba: el Cine-Teatro Enrique Muiño repleto.

 

Fernando Correa: “El ovni de Jerusalén y las momias de Perú son casos reales”.

Conozco a Fernando de otros congresos internacionales. Es un tipo cercano, amable, divertido. Pero se toma su trabajo con mucha seriedad y pasión. Como presentador oficial del congreso, abrió la jornada con una conferencia basada en vídeos de investigación sobre diversos casos relativos al fenómeno ovni. Analizó distintas filmaciones de objetos anómalos, entre ellas, la aparición de una verdadera flotilla de ovnis en los cielos de Tepoztlán, en Morelos, uno de los lugares de referencia del misterio en México. También, Correa mostró distintas captaciones de fenómenos en el cielo que sugieren la posibilidad de portales abiertos hacia otras realidades. Tal vez los casos más polémicos que tocó el reconocido investigador mexicano fue el incidente del ovni de la Cúpula de la Roca en el Monte del Templo en Jerusalén (2011), que muchos escépticos calificaron de un fraude CGI, aunque para Correa es un caso aún abierto. Hay que decir que Correa presentó distintos vídeos de ese avistamiento, entrevistas a los testigos implicados y una investigación de campo que realizó en Israel. El otro caso controversial fue el de las llamadas “momias” de Nazca. Correa hizo un resumen de todos los estudios que se han realizado a estos cuerpos “anómalos” que fueron dados a conocer en el Perú por el investigador francés Thierry Jamin. Para Correa, no hay manipulación en estos cuerpos que presentan tres dedos y, en el caso más impactante, un ejemplar hembra, al que llamaron “Victoria”, el descubrimiento de tres huevos en su interior… Si realmente tiene huevos no sería compatible con la especie humana. En muchos aspectos, para Correa, recuerda a los reptiles… Solo decir que mantengo un prudente escepticismo sobre todo esto. Ya he dado mis razones anteriormente. Pero también he defendido que se debe dejar trabajar a los investigadores de este caso y apoyarles para llegar a la verdad, sea cual fuere. Se lo comenté a Correa al final de su exposición y él aseguró: “Las momias se defienden solas”. Ya lo veremos. El tiempo, como siempre, pondrá los puntos sobre las íes. La presentación de Correa fue muy rica en información y, además, entretenida.

Arriba: Fernando Correa durante su conferencia.

 

Néstor Berlanda: “Hay semejanza entre las experiencias de los contactados y los chamanes”.

Tengo una debilidad por Néstor. Es una gran persona y un extraordinario investigador. Nos conocimos en un congreso internacional en Porto Alegre, Brasil, organizado por mi querido amigo Ademar Gevaerd. En ese evento Berlanda presentó un alucinante caso de abducción ocurrido en Venado Tuerto, Argentina, allá por 1978.  Juan, el testigo principal de este caso, tuvo repetidos encuentros con seres no humanos. Y Berlanda, médico psiquiatra, al lado de otros profesionales, lo estudió minuciosamente –no en vano he bautizado a Berlanda como el “John Mack argentino”–. Conocí personalmente a Juan, y debo decir que me resultó un tipo auténtico, humilde, real. Este caso fue presentado en nuestro congreso pero con los recientes estudios que Berlanda había hecho al respecto, trazando paralelismos con otros incidentes semejantes ocurridos en la Argentina. Pero ello no fue todo. Hay un tema que me une a la investigación de Berlanda: el paralelismo entre el chamanismo y el contactismo. Lo hablamos meses antes del congreso a la salida de una conferencia que brindé en la ciudad de Rosario, donde Néstor vive. Para mí estaba claro que los entresijos de la glándula pineal, los estados del “viaje” chamánico inducidos por alguna hierba o planta sagrada y los estados alterados de conciencia propios de una experiencia de contacto con “extraterrestres” guardaban un hilo conductor. Entonces le propuse a Néstor que hablara de todo esto en el congreso. Y lo hizo de forma magistral. Fue una de las presentaciones que más disfruté. Imperdible.

Arriba: Berlanda durante su exposición

 

Patricio Abusleme: “El cabo Valdés pudo haber cambiado su testimonio original por su actual convicción religiosa”.

Conocía el trabajo de Abusleme, muy bien reflejado en su extraordinario libro “La noche de los centinelas”, en donde analiza la presunta abducción extraterrestre de un militar en el norte de Chile. Corría el año 1977. Desde entonces, se han tejido mil y un teorías sobre ese “tiempo perdido” en que el militar chileno “desapareció” luego del avistamiento de una “luz”. Abusleme interrogó a Valdés, y fue con él, en el año 2002, a pampa Lluscuma (actual región de Arica y Parinacota), para inspeccionar el lugar del supuesto contacto; además entrevistó a los compañeros de Valdés y se sumergió en una larga investigación rescatando todo el material original de prensa disponible, una avalancha de información que presentó con todo lujo de detalles en nuestro congreso. Dentro de los distintos detalles que Abusleme esgrimió en su disertación, puedo destacar una regresión a la que se había sometido Valdés y en donde, de acuerdo a varios testigos que participaron de la misma –que el propio Abusleme calificó de fiables–, el militar chileno empezó a levitar sobre la camilla en un momento de la hipnosis… Conjeturas aparte, el “Pato” Abusleme le puso paños fríos al asunto de la hipótesis extraterrestre y no descartó que Valdés haya sido parte de un experimento militar secreto, perpetrado por una agencia de inteligencia extranjera. Como haya sido, para Abusleme queda claro que Valdés cambió su testimonio original –que está en consonancia con el de sus compañeros del incidente de 1977– debido a su reciente afiliación a un grupo cristiano evangélico. Pato es un joven inteligente, pragmático, un investigador independiente que no se casa con nadie. Pero se mojó al decir que Valdés no contó toda la verdad, sea la que haya sido…

Arriba: El "Pato" Abusleme hablando del caso Valdés.

 

Fabio Zerpa: “El bastón de mando no existe más”.

No hace falta que me explaye sobre Fabio Zerpa: casi sesenta años de investigación y una larga trayectoria al frente de congresos, documentales sobre el fenómeno ovni y diversos programas en la pantalla chica, como el recordado “Más allá de la Cuarta Dimensión”. Un hombre increíble. Nos conocimos en una fecha tan tardía como el año 2006, cuando le entrevisté en Buenos Aires para mi programa de televisión “Enigmas” (Canal 13 de Asunción). Pero nuestra profunda amistad se sellaría más tarde en Capilla del Monte.

Zerpa, a sus 89 años de edad, dio cátedra en el congreso. Mostró lucidez, sentido común, profundidad, y mucho humor, todo ello muy bien llevado por Fernando Correa, que hizo un papel notable como entrevistador en vivo. La presentación de Fabio fue emocionante. Habló de su amistad con Benjamín Solari Parravicini, el “Nostradamus Argentino”, como él mismo le bautizó. También se despachó con sus anécdotas con el profesor Guillermo Alfredo Terrera y sus correrías por Capilla del Monte en los años sesenta. De hecho, Zerpa dio la primera conferencia pública sobre los ovnis en el Cine-Teatro Enrique Muiño, exactamente en julio de 1971. Luego, once años después, en 1982, habló de los misterios del Uritorco en su ya citado programa de televisión, poniendo en vivo a Terrera y al periodista Néstor Ibarra. El programa fue un éxito, logrando más de dos millones y medio de televidentes, una cifra importante para esa época. Entonces una multitud se lanzó a Capilla del Monte en búsqueda de experiencias ovni. Es de destacarlo porque existe el mito de que Capilla del Monte empezó a atraer interesados en los ovnis a raíz del incidente del cerro Pajarillo (1986), un hecho muy posterior, que si bien fue importante y significativo, no fue el pionero de nada. Zerpa dejó en claro que estos fenómenos ocurren desde siempre en los dominios del Cerro Uritorco. Un detalle no menor fue cuando habló del Bastón de Mando, aquel objeto de poder que un iniciado argentino halló en 1934 en la ladera norte del Uritorco. Una pieza de basalto negro que hoy está perdida, y rota, oculta en algún lugar fuera de Córdoba. Las piezas que circulan en Capilla del Monte son solo imitaciones…

Finalmente, Zerpa compartió una reflexión sobre el futuro de la humanidad, a la que llamó “Invocación al Ser Humano Nuevo”. Fue emocionante y el público le aplaudió de pie.

Fernando Correa escucha atentamente al maestro Fabio Zerpa.

 

Ricardo González: “Los encuentros cercanos con seres no humanos en el Uritorco son reales”.

Me resulta difícil hacer una crónica de mi propia presentación. Pero haré el intento.

En distintas oportunidades ya había hablado de los misterios del Uritorco. Pero alguien tenía que profundizar este tema en el marco de nuestro primer congreso en Capilla del Monte. Así que me embarqué en esta tarea, procurando ir más allá de todo lo que ya he venido compartiendo. Presenté una investigación sobre los lugares clave de contacto en los alrededores de Capilla del Monte y su relación con ciertos vestigios arqueológicos de las antiguas etnias que allí habitaron. Repasé una vez más el caso del Cerro Pajarillo, un expediente que para mí sigue abierto, y supongo que también para los escépticos, pues ni ellos mismos se ponen de acuerdo –primero dijeron de que fue un incendio provocado, luego argumentaron la caída de un misil argentino (proyecto Cóndor), y ahora hablan del impacto de una centella (rayo globular)–, y, en la misma línea de Fabio, detalle cómo había empezado el contactismo en el Uritorco en tiempos anteriores a la década de los años ochenta, trazando un paralelismo con el caso de la estancia “La Aurora”, en Uruguay, una gran influencia para todo lo que se registraría más tarde en “Los Terrones”. Finalmente, compartí nuestras experiencias de contacto que nos han permitido invitar a periodistas e investigadores a avistamientos programados “previa cita”, en siete ocasiones, como ocurrió con el Dr. Michael Salla, Paola Harris o Grant Cameron. Presenté vídeos de lo captado en estos contactos y los testimonios. Además anuncié una nueva expedición a la región del Altái mongol para el año 2018 –la tercera que realizo al país asiático–, para seguir documentando todo lo relacionado a la conexión chamanismo-contactismo y el verdadero mensaje del mito de “Shambhala”, que tanto difundió el célebre explorador y humanista ruso Nicholas Roerich. Por cierto, cerrando mi presentación, compartí con el público, por primera vez, cómo será el futuro Centro Roerich de Capilla del Monte: un Museo de Paz y Espacio Cultural sin fines de lucro que estamos impulsando. El público estalló en aplausos y me conmovió. Qué decir… Estoy muy agradecido por el cariño y el apoyo de toda la gente.

Arriba: Ricardo González hablando del misterio de Marcahuasi, en los Andes peruanos.

 

J.J. Benítez: “Todo lo que se halla en los Caballos de Troya no es fruto de mi imaginación”.

Llegó el momento para nuestro invitado de honor, el periodista e investigador navarro J.J. Benítez, otra leyenda viva del estudio de los “no identificados”. Una referencia mundial. Conocí a Juanjo en mi país, hace diecisiete años, en el marco de una presentación de la Fuerza Aérea Peruana (FAP) sobre el tema ovni. La FAP abría, sin mayor remedio, una oficina de investigación ovni por la constante denuncia de objetos anómalos en el cielo peruano. Y Benítez fue el “padrino” de la inaugurada oficina. De hecho, en el congreso, Juanjo se refirió a los distintos reportes de ovnis que ha venido recopilando en sus cuarenta y cinco años de investigación, además de numerosos casos de encuentros cercanos con “humanoides”. Para Benítez estaba claro: los contactos son reales. El fenómeno es real. Otro asunto es interpretar lo que hay detrás de todo ello.

Juanjo, de pie frente al atril de orador, hizo de su conferencia un diálogo con el público, contestando primero las preguntas que se le habían formulado previamente en redes sociales, y luego las inquietudes de los asistentes en el congreso. Buena parte de esas preguntas giraron en torno a su obra maestra: Caballo de Troya. Juanjo aseguró, una vez más, que toda la información contenida en los tomos que escribió es auténtica, basada en más de cuatro mil fuentes. Juanjo se explayó sobre distintos temas que ha tocado en sus libros, como la misión de Jesús, la “Ley del Contrato” y la vida después de la vida, o su personal experiencia de abducción, que vivió en España cuando era un niño de solo seis años. También habló de la importancia del año 2027 y explicó porqué no le agrada mucho profundizar sobre ese tema… Sugirió al auditorio que investigue todo, pero que nunca deje de soñar.

Arriba: Juanjo Benítez durante su coloquio con el auditorio.

 

El público estuvo encantado de disfrutar en vivo a Juanjo Benítez, celebrando sus respuestas y reflexiones, y ovacionándolo al final con un prolongado aplauso.  Acto seguido entró al escenario Fabio Zerpa y ambos se dieron un fuerte abrazo marcando uno de los momentos más emocionantes del congreso. Le habíamos cumplido el sueño a Fabio, de reencontrarse con su viejo amigo.

Arriba: Hugo Bistolfi conduce a Fabio Zerpa al escenario para abrazarse con Juanjo Benítez

 

La Intendenta de Capilla del Monte, Gabriela Negri, le entregó entonces una distinción oficial a Benítez, nombrándolo huésped ilustre. Y nuestro equipo organizador, en manos del querido Juan Kok, le entregó una placa recordatoria que reproduzco a continuación.

Arriba: La entonces Intendenta de Capilla del Monte, Gabriela Negri, posa con Juanjo Benítez al final del congreso (Foto: Cristian Belluco). Se aprecia el documento oficial que la Municipalidad le entregó a Juanjo, declarándolo "Visitante Ilustre". Abajo: la placa conmemorativa que nuestro equipo organizador le obsequió al autor de Caballo de Troya en reconocimiento a su larga y brillante trayectoria.

 

El congreso fue más que información. Habíamos logrado crear un clima pocas veces visto. El propio Benítez le dijo a un periodista de Radio Rivadavia Córdoba: “Ha sido uno de los mejores congresos que vi en mi vida”. Y otros veteranos investigadores del tema ovni que asistieron como prensa al evento admitieron que nunca habían visto tan feliz a la gente en un congreso. Habíamos cumplido el objetivo: la información y la experiencia del congreso había sido transformadora.

Veía en los ojos de Juanjo, mi querido amigo y hermano, con quien me une una especial conexión, la felicidad de un niño. “Estoy disfrutando como un enano”, espetó ante el público. Yo también Juanjo, disfruté como un niño…

Todos los expositores, en pleno, cerrando el congreso.

Ricardo, Fabio y Juanjo juntos. Un sueño cumplido.

 

Algunas aclaraciones

Es inevitable que cuando se hacen grandes eventos de marcada repercusión, surjan algunos detractores que, movidos por oscuros sentimientos que nunca son buenos consejeros, dan rienda suelta a su fantasía. Por respeto a la verdad creo conveniente aclarar estos puntos:

-No he ganado un solo peso con la realización de este congreso. Todo lo recaudado ha sido para cubrir los costos y, como ya dijimos, para apoyar al Cine-Teatro Enrique Muiño en la compra de algunos ítems que se necesitaban para el auditorio, como micrófonos inalámbricos profesionales. Este congreso, remarco, no le costó nada a Capilla del Monte. Aclaro que no le pedimos ayuda económica a la Municipalidad ni exoneraciones de ningún tipo. De hecho, alquilamos el cine.

-Ha circulado una versión de que nuestro congreso fue un homenaje oficial a Jorge Suárez. Eso no es cierto. Más allá del cariño que conservo en mi corazón por Jorge, un enorme difusor, quien en tres ocasiones me invitó a sus congresos del CIO –participé en dos de ellos, decliné la invitación de 2011 por hallarme en España presentando un libro–, nuestro congreso fue un homenaje especial a J.J. Benítez y ello se ve reflejado en el documento formal que le entregó la Municipalidad. Dicho esto, tanto en mi presentación como en la de Juanjo, mencionamos a Jorge y le hicimos un merecido reconocimiento.

-Luego del congreso buena parte de los participantes –especialmente del extranjero– vinieron con nosotros a Talampaya, en La Rioja. Este recorrido, que surgió espontáneamente, fue una gentileza nuestra. No “cobramos” por ello.

-Intentamos que el congreso pueda ser transmitido en vivo, abiertamente para todos. Pero la capacidad de la banda ancha en Capilla del Monte no era adecuada para hacer una transmisión de calidad, por ello decidimos filmar el evento para más tarde compartir lo mejor del mismo en YouTube.

 

Gracias a todos. Vendrán más congresos.

“La verdad es lo que es, y sigue siendo verdad aunque se piense al revés”.

(Antonio Machado).

COMPARTELO EN



regresar